Diario de un viaje a: Gran Canaria (Primera Parte)

12.9.12

Hola chicas, ¿qué tal?
 
Yo estoy muy contenta de poder estar aquí nuevamente de forma más constante!  En el post de hoy no se hablarán de potingues ni productos varios, hoy os voy a hacer un resumen de mis vacaciones en Gran Canaria con fotos, muchas fotos que es lo que nos gusta a todas y alguna que otra recomendación y anécdota.
 
¡Allá vamos!
  
El pasado 26 de Agosto mis padres, mi chico y yo pusimos rumbo al Aeroport del Prat de Barcelona para coger nuestro vuelo con destino Las Palmas de Gran Canaria. Tuvimos que madrugar muchísimo o mejor dicho… aquella noche no dormimos porque el vuelo salía bien prontito o bien tarde jeje pero así aprovecharíamos la mar de bien la semanita que teníamos reservada desde mucho antes de que me accidentase.
 
El vuelo muy tranquilito, incómodo eso por supuesto al viajar con Ryanair y más con el brazo colgado del cabestrillo, pero bueno en 3 horitas y cuarto más o menos estábamos en Las Palmas, fuimos a buscar el coche de alquiler que teníamos reservado y pusimos rumbo a Bahía Feliz donde habíamos reservado un precioso apartamento en el que alojarnos a lo largo de la siguiente semana.
 
Teníamos reserva en los Apartamentos Playa Feliz (sí, sí, todo muy feliz por aquella zona) unos apartamentos muy cucos, en primera línea de playa, modernos, bien equipados, en una zona tranquila y nada masificada y sobretodo, bien ubicados en la isla. Particularmente nos encantaron, todo hubiera sido perfecto si no hubiéramos tenido que poner alguna queja por el funcionamiento del servicio de limpieza que aparte de dejar un poco de desear entraban en el apartamento como Pedro por su casa aun poniendo el cartelito de no molesten. Pero vaya por lo demás es un sitio en el que alojarse que recomiendo totalmente.
 
El primer día nos lo tomamos de relax, todos necesitábamos dormir un poco y sobretodo refrescarnos en la piscina porque si la calor que dejamos en Barcelona era intensa, allí estaban en plena ola de calor, según nos anotaron los de recepción la séptima que pasaban en lo que llevaban de verano.
 
 
Un nuevo día amaneció con mucho calor y aire caliente no, lo siguiente (parece ser es bastante normal en la zona). Teníamos que ir al Centro Comercial y hacer la compra para llenar la nevera, nada más entrar al C.C. SORPRESA! Una Beautik allí mismo jijiji y a una que se le fueron los ojos al escaparate detrás de las famosísimas Real Techniques que aún no había podido ver en persona pero de las que pude resistirme, ¡menos mal!
 
Y… ¡empezamos con las rutas!
 
Primera parada Maspalomas con sus kilométricas Dunas y gran Oasis por descubrir. Sin duda lo que más me impresionó y casi casi podría decir que lo que más me gustó de Gran Canaria porque es algo a lo que no se está acostumbrado... eso sí preparad litros y litros de agua y buena protección solar porque el camino por allí es largo y duro!
 
 
Y de allí y siguiendo la ruta tomamos dirección a Maspalomas (ciudad) a escasa distancia en coche de las dunas para ver sus tiendas y su popular faro al que particularmente no le encontré nada de especial. El día se apagaba y la noche llegó así que otra vez al apartamento, cena y a dormir que el día siguiente se esperaba durillo.
 
 
Nuevo día con la ruta este de la isla. Se esperaba visitar el Jardín Botánico Canario de Viera y Clavijo que es bonito, entretenido de visitar porque es como si fueras de excursión entre escaleras que suben, que bajan, recodos, cuevinas y charcas y todo esto rodeado de una flora un tanto peculiar, la lástima es que gran parte de las flores que allí crecen tienen su tiempo de flor en otoño y cuando fuimos parecía que estuvieran muertas pero por el resto es un lugar muy bonito en el que perderse un rato y encima gratis!
 
 
Un poco más al sur fuimos de visita a la Caldera de Bandama el resto del cráter del volcán Bandama de grandes dimensiones y que sólo subiendo a la carretera que lleva a su pico impacta más que por su profundidad por el gran hoyo que representa y que puedes ver a tus pies. Nos hubiera gustado hacer la ruta que baja a su interior pero verlo desde arriba tampoco tiene desperdicio.
 
Y después de esto fuimos en busca del famoso Barranco de Guayadeque, popular en la zona por las cuevas y la vegetación que en él se albergan pero fue un trayecto inútil y no nos gustó nada porque actualmente está todo seco, no ves nada más que pasto seco y ni siquiera encontramos un mirador en condiciones en el que parar y tomar unas cuantas instantáneas. Así que desilusionados volvimos al apartamento y así poder disfrutar de un baño en la piscina y saborear el océano.
Llegada la noche fuimos a visitar la Playa del Inglés, la teníamos muy cerca de nuestra zona y es una zona archiconocida por su mercadillo nocturno y por ser de gran atractivo turístico pero allí encontramos nada más que 3 puestos de mercado, discotecas, tiendas de recuerdos y restaurantes en primera línea de playa.
 
Llegamos al ecuador de nuestras vacaciones y empezamos el día bien temprano porque nos esperaba uno de los días más largos e intensos, ¡nos íbamos de excursión al Parque Rural del Nublo! El Roque Nublo se encuentra justo en el centro de la isla y su parque es la zona más grande y protegida de Gran Canaria. Su ascenso es bastante tortuoso (aunque no tanto como nos pensábamos) pero vas pasando por pueblos y se hace algo más entretenido a la vez que vas subiendo por un profundo barranco que más tarde quedará a tus pies, puesto que subes a uno de los puntos más altos de la isla. Y en cuanto al punto de acceso más alto en coche ya te encuentras una panorámica de lo que allí se alberga, el gran roque, la rana y el fraile rodeados de una gran extensión de pinares.
 
 
Y a partir de ahí se inicia el ascenso. Se recomiendan bambas (nada de chanclas), protección solar y agua, mucha agua aunque con el calor que allí hace ésta estará como caldo de borraja. Una vez llegas arriba te sientes el amo del mundo, la sensación de paz y tranquilidad después del esfuerzo de subida es compensada notablemente, toda la inmensidad a tus pies.
 
 
Hay un camino que llega hasta los pies del gran roque de 80m de altura pero su camino es más complicado que el anterior y yo no veía con corazón de hacerlo, una pena. Nosotros decidimos poner camino a uno de los embalses cercanos al roque, el Embalse de Las Niñas, tomar el fresco, disfrutar de las vistas y almorzar para después emprender nuestro camino de bajada por la ruta sud-oeste. Como podéis apreciar en la isla hay un grave problema de sequía, todos los embalses que vimos estaban prácticamente vacíos y la vegetación escasea allá por donde vayas.
 
 
Más tarde paramos en el pueblo más pintoresco que encontramos en nuestro camino de bajada. Mogán es conocido por su molino de viento recientemente restaurado por los propios habitantes del pueblo después de que se quemase. Se trata de un típico molino de viento que sorprende por estar rodeado de un jardín de cactus con teteras, cafeteras, molinillos de café y planchas a tamaño. Su acceso es libre y gratuito así como su entrada al interior.
 
Y aquí acaba la primera parte del viaje, en breve colgaré la segunda parte, mucho más azul y marítima. Hasta entonces ¡que paséis un buen día!
 
P.D: Espero que os gusten y no os resulten muy aburridos estos diarios viajeros.
 
¡Besos guapísim@s!
 
 


11 comentarios :

  1. De aburrirnos nada, si nos has hecho un recorrido de fotografías precioso! Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro de escuchar eso Gadi, pensé que quizá era demasiado largo y tal y os aburriría con estas cosas!
      Besitos guapa! :)

      Eliminar
  2. Qué fotos tan bonitas, lo tuviste que pasar genial !! A mi me encantan estos post, son muy amenos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Kasumi! Justo es lo que quería conseguir!
      Besitos guapa!! :)

      Eliminar
  3. Guapaa, qué tal estás? Qué bonitas las fotos! Me gustan mucho este tipo de entradas ^_^ Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mucho mejor guapísima! Me alegro que te gusten estas entradas porque en principio quiero dejarlo como sección fija en el blog jeje
      Besitos!!! :)

      Eliminar
  4. Me encanta que te guste mi tierra, lástima que ha hayas visto "tan sequita" despues de 7 olas de calor sin la más mínima gota de lluvia se nota la sequia.
    Espero que hayas disfrutado y que te animes a visitar más islas, pq cada una tiene su encanto.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad sí que es una pena que la hayamos visto así porque estoy segura que cuando esté verdecita debe ser preciosa, es una lástima que nos hayamos llevado esa impresión. Desde luego que visitaré más islas, ya he estado 3 veces en Tenerife y seguro que repito porque tiene un encanto especial que me encandila!
      Besos! :)

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Muchas gracias y bienvenida al blog!!
      Saludos! :)

      Eliminar
  6. Que lindas fotos! son lo máximo ! quiero volver a visitar las palmas de canaria.

    ResponderEliminar